Editorial: Error en el pago de sueldos: Muchas responsabilidades compartidas

5 junio, 2017 1 Por Grupo Tiempo

Como se informa ampliamente en esta edición, el reclamo activo de uno de los gremios que representa a los trabajadores municipales ha puesto al descubierto un error en las liquidaciones de los sueldos de los trabajadores de alguna de las categorías que se vendría arrastrando desde hace seis o siete años.
El fallido ha sido reconocido ante este medio por la propia secretaria de Hacienda y el intendente municipal, por lo que no debieran existir dudas del mismo. Y si bien lo primero que saltará a la superficie será un reclamo a las autoridades responsables del área contable del municipio, lo que seguramente es válido, el caso debiera merecer un amplio análisis que vaya mas allá del mero reclamo a la contaduría y el equipo que la conforma.
Lo primero que surge en la memoria es que casos como este se han producido en muchos municipios, uno de los cuales en Chascomús, fue muy difundido y aún hoy algunos trabajadores siguen cobrando cuotas de esa reparación por un error producido en la década del noventa.
El propio titular de ATE de la provincia reconoció que casos como este se han registrado en diversos municipios.
Al respecto, lo primero que cabe señalar es que lo normal y digno de esperar es que los departamentos contables de las municipalidades no cometan este tipo de errores que naturalmente perjudican a los trabajadores de menores ingresos en la comunidad de trabajadores estatales.
Esto debe quedar en claro agregándole el cargo que también resulta de observar que el error se mantenga en el tiempo y llegue a sumar años, con lo que al perjuicio primario a los trabajadores y jubilados, también se torna un serio problema para las arcas municipales cuando llega el momento de reparar el error y se alcanzan cifras millonarias, recargos, multas, intereses etc. etc.-
Pero (siempre hay un pero); ¿No es también aceptable que quienes cumplen tareas y sobre todo las específicas y puntuales como son las contables estén expuestos a equivocarse alguna vez?
Tan es así que precisamente por eso el estado tiene en sus estructuras organismos de contralor de todo tipo. Y aún mas: rige el principio constitucional de la división de Poderes que precisamente pretende un estricto y severo contralor de unos sobre otros.
Y eso es lo que ha fallado rotundamente en este caso y eso es lo mas grave y preocupante.
Si se nos permite recurrimos a un ejemplo de periodista gráfico: cuando se publica un serio error en un título o en una nota, el mayor cargo recae sobre el corrector y no sobre el autor de la nota.
Y así debe ser.
No es lo mismo el que está abocado a una rutina que quien tiene como función controlar sus posibles fallas.
Se nos ocurre plantear: ¿Qué responsabilidad tiene en este caso el superior Tribunal de Cuentas de la provincia, que mensualmente «toma» los municipios con verdaderos operativos casi de aristas militares y piden y revisan cuanta documentación hay de cada movimiento? ¿Jamás observaron como se hacía la liquidación de sueldos que se lleva alrededor de un 85 % del presupuesto total municipal?. ¿Qué hizo durante tantos años el Concejo Deliberante que recibe anualmente para su tratamiento y aprobación los presupuestos y luego las respectivas rendiciones de cuentas?.¿Levantaron las manos automáticamente o a lo sumo en algún caso se pasaron horas mirando alguna boleta de alguna cena o combustible y se comieron el bosque de 254 sueldos mal liquidados durante años?
Por último, el gremio que acaba de presentar el reclamo tiene la actual conformación regional hace un año. ¿El resto de los gremios que hace años representan al personal municipal tampoco advirtieron esta falla en tanto tiempo?
Vale hacer esta serie de preguntas, porque son algunos de estos actores los que ya salieron rápido al ruedo con una severidad y esmero digno de mejores protagonistas. Algunos ya piden que rueden cabezas, tal vez pretendiendo que una gran ignorancia los acompañe y les salve las propias.
Estamos asistiendo a una situación que si bien llevará tiempo terminar de resolver es gravosa y seria. Hay un error admitido públicamente por la responsable de hacienda municipal (se puede escuchar toda su declaración en www.grupotiempodigital.com.ar), pero resulta claro que quienes ocupan cargos y cobran altos salarios por controlar los posibles errores de estos funcionarios han brillado por su ausencia.
Y por su negligencia.

(Editorial publicada en la ediciónb del sábado 03 de Junio 2017 en TIEMPO de Ranchos)