carosio
pub_tiempo_col2

La Columna del Domingo por Héctor “Cacho” Olivera: “RELATO DE “LA PERSEGUIDA” Y “EL ESCURRIDIZO””

Lo que se supone será la oposición o al menos parte de ella en las elecciones de octubre del año que viene está lanzada a todo motor.
Como no tienen la obligación de gobernar y mucho menos de decir verdad, cada cual lleva adelante una estrategia adecuada a sus móviles con la intención de salir en los diarios y, si es posible, juntar lo que se pueda.
La ex Jefa ha optado por la victimización.
Puede que el programa sea producto de la elaboración de algún grupo de técnicos en la especialidad aunque según sus características personales parece ser una decisión propia.
Es que no resulta fácil imaginar a una mujer como ella escuchando sugerencias y menos aún recibiendo concejos u órdenes.
Sus apariciones ante un grupo que merma presentación tras presentación la muestra con la misma soberbia de siempre.
Distante en sus gestos y en sus dichos reafirma esa actitud que muestra que no ha logrado conseguir una amiga, simplemente una, no obstante haber estado en los lugares que estuvo.
Ha elegido autocalificarse de perseguida y seguramente no será fácil sacarla de ese rumbo.
La Justicia, por su lado, no parece dispuesta a darle tregua.
Claro que no es un capricho de la dama de ojos vendados, túnica blanca, espada en una mano y balanza en la otra.
En verdad, lo que la persigue es la Ley, la misma que naturalmente persigue a cualquier delincuente.
El choque inevitable se produce sólo porque ella no comprende que habiendo sido Presidenta o siendo ciudadana común, la Ley le cae a todos.
Como siempre ocurre, los grupos políticos que se achican en número se radicalizan en la toma de posiciones.
Por eso sus seguidores incondicionales pierden el rumbo y caen en el ridículo y la falta de respeto a la Historia y al mismo Peronismo que alguna vez dijeron pertenecer.
El comentario viene a cuento a raíz de la foto de Boudou, D ´ Elía, Marioto y Esteche mojando sus pies en la fuente de Plaza de Mayo.
Es imposible dejar de pensar que, en todo caso, deberían haberse lavado las manos sucias.
El otro aspirante, Sergio Massa, acomoda sus movimientos a la especulación electoral.
Dice lo más lindo de escuchar sin que se detenga a pensar cuales son las posibilidades reales de construir sus fantasías.
Vive la dificultad de mostrar que no es lo que en realidad es.
Su pasado lo condena.
En su San Martín natal alcanzó la gloria de ser el Presidente de la Juventud bonaerense de la UCeDe, el partido político del Ingeniero Alsogaray.
Lo que nutre el alma desde los primeros pasos deja una marca imborrable.
Por eso suena discordante que diga que este Gobierno tiene “concepciones de derecha”.
Pasó por el ANSES antes de ser Jefe de Gabinete de la Señora Fernández de Kirchner.
Hay que recordar además que en las elecciones del 2009 fue candidato testimonial en la lista peronista de Diputados Nacionales.
Esa lista finalmente derrotada la encabezó Néstor Kirchner seguido de Scioli, Clotilde Acosta, (que es el verdadero nombre de Nacha Guevara) y el mismo Massa.
Fue un vil engaño a la gente, porque sólo Kirchner ocupó su cargo por un tiempo en tanto los otros tres jamás se sentaron en la banca para lo que los eligió el pueblo.
Estas actitudes marcan un estilo que no se abandona nunca.
Es cierto que falta tiempo, pero no hay que dejar que transcurra como si nada hubiera ocurrido.
Más de una vez la falta de memoria nos ha llevado a contradicciones y equivocaciones que hemos pagado demasiado caro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

pub_tiempo_col2