carosio
pub_tiempo_col2

En General Paz los candidatos y la campaña: Con o sin sorpresas, conocidos o debutantes, ya están todos en las gateras.


El cierre de listas para las elecciones se asemeja en una carrera hípica al momento del cierre de las gateras para ubicar a los caballos en la línea de partida, situación de la que ya no hay lugar para mas ni tampoco retorno para los participantes. Solo hace falta acomodarse de la mejor manera, esperar el momento y disputar la carrera que terminará en el disco con el inapelable fallo que establecerá ganadores y perdedores.
En General Paz, contrariamente a lo que debiera ocurrir con la vigencia del sistema de elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) que permite la competencia de todas las listas que se presenten dentro de un mismo espacio, en lugar de crecer la oferta se ha reducido a solo tres listas, cifra que solo es comparable con la de 1983 en el retorno de la democracia. Ya en 1987 eran cuatro los que competía y cinco mas tarde, pero con el agregado que en esos tiempos, primero se dirimían en internas partidarias las candidaturas, lo que hacía que el radicalismo cumpliera con ese ritual radical de antaño (hasta eso ha perdido el partido de Alem) que establecía que las elecciones generales solo eran un trámite entre una interna y otra. Y el peronismo aquél que llegó a tener cuatro listas internas como las que disputaron Veramendi, Pascual, Rivero y Arias.- ¡¡¡ Y hoy nos hablan que en esta década se ha recuperado el entusiasmo por la polìtica y la participación juvenil y otras macanas !!! Hay entusiasmo por los cargos en los oficialismos que es muy diferente. Y cuando llega la cam-paña, el entusiasmo es cobrar para pegar carteles, colgar pasacalles y hasta para ser fiscales.
El cierre de listas aquí lo primero que recogió ( como siempre) es que cada uno de los partidos (ahora se llaman espacios) diga suelto de cuerpo: ” Que lista flojita que armaron los otros” como si en las propias estuvieran Alfredo Palacios, Arturo Frondizi, Juan Perón y Ricardo Balbín. En realidad no vimos estos nombres en ninguna
La mayor sorpresa en su momento ( otro dato de TIEMPO con mucha antelación) fue la cantidad de precandidatos que disponía Defensa Comunal / Cambiemos, que puso en escena a seis postulantes, entre ellos varios imaginables, uno no tanto como el Dr. Alfonso Echarri y el mas sorpresivo es quien finalmente se quedó con la candidatura, el Dr. Gustavo D. Rondinelli. Es una pena que finalmente no hayan ido a las PASO al menos dos listas, sobre todo teniendo en cuenta que hay un sector de díscolos que mascullan bronca (son los que pocas veces están de acuerdo con algo, aunque los resultados electorales se cansen de marcarles que van mas a contramano que gallego yendo del Congreso a casa de gobierno por avenida de Mayo) y alrededor de Eduardo Telechea, algunos veteranos defensistas y hasta algún radical ya anuncian la apertura de una sede partidaria paralela que no resulta fácil de entender. Aseguran que trabajarán por las candidaturas de Rondinelli y el resto del PRO. ¿ Y dividiendo las sedes y no unificando un solo comando trabajan para Rondinelli?.- Nos resistimos a incluir en este comentario lo de Telechea en el lugar 32 de la lista de diputados como una candidatura en serio. Por esos lugares hay en cada elección apellidos de todos los lugares y si bien significan una adhesión y un reconocimiento, no es mas que un testimonio. Tal los casos de Felisa Verde y Matías Zapata por ejemplo. Por cierto que la lista defensista sorprendió un tanto con nombres como los de Ana I. Ferrante (detrás de Rondinelli un Ferrante tiene simbolismo), el extrapartidario Juan M. Escapil, la señora Carina Soberón y en consejeros Fausto Bragagnolo, con el respeto del resto. Para terminar, aquellos que ven a Rondinelli como médico pero no como político, una reunión del viernes pasado con candidatos y dirigentes lo mostró firme, convencido, con postura de líder y marcando las primeras pautas. Positivismo, propuestas, marcar nuestras diferencias pero cuidando las formas al hacerlo habrían sido sus principales premisas. Y a los concejales, un cuestionario de varios te-mas para tener datos que considera vitales para su campaña. Se lo vio mas clínico que cirujano, dijo una fuente autorizada, ironizando con la doble condición del candidato.
Sobre la UCR hay una nota en esta edición. Al margen de la negociación y no conseguir lo que pretendía: ¿ Había alguna decisión peor que no participar? La condición de radical expresada por el propio Dr. Rondinelli en la primera entrevista que como candidato le realizó la radio de TIEMPO, ¿ Ya no les daba una muy buena excusa para decir que se sumaban a la campaña para poner en el municipio un intendente que se dice radical ? De llegar a triunfar Rondinelli, ¿ Eso no les hubiera dado mas presencia y vigor que todos los resultados obtenidos por la UCR ranchera en los últimos 15 años ?. ¿ Im-porta mas un concejal o un consejero que la participación en una campaña que tiene chances de ganar en el distrito ?. Solo preguntas que por lo visto, la dirigencia radical respondió negativamente.
Por el lado del oficialismo, las cosas se sabían con antelación. También TIEMPO brindó la lista meses antes, incluído la novedad mayor que es la de Alicia Genín, un importante logro del justicialismo a sus filas. La docente ya jubilada realizó una notable tarea en la escuela Especial, tiene merecido prestigio y hasta pertenece a un hogar donde la política ha ocupado un espacio importante. En el resto, esta vez Veramendi se cuidó de cubrir todo el distrito y le devolvió a Loma Verde toda su importancia. Es cierto que una nueva candidatura de Veramendi (no se lleva bien con alguna promesa suya de 2011 ) que casi obliga a ubicar en el primer lugar de concejales a Juan M. Alvarez, quita toda chance de sorpresa. Es como que suena muy conocida esa fórmula. Y por lo tanto no es marketinera, cosas a las que Veramendi le da menos pelota que Icardi a Osvaldo cuando eran compañeros en Italia. Hubiera resultado interesante que algún joven que ocupa lugares «abajo» como Claudio García hubieran aparecido entre los titulares y en el caso de los consejeros, Cristina Borda ya se había ganado la titularidad, tras quedar relegada en elecciones anteriores para un lugar como el Consejo Escolar que es de esperar que comience a levantar su nivel «político» (no hablamos de su tarea específica), porque si bien están los políticamente correctos, el justicialismo ha tenido no pocos inconvenientes allí. De hecho, lo de Mera antes y la no reelección de Ponce ahora (duramente cuestionada por algunas pares en una reunión en la sede del partido) son un ejemplo.-
Hoy, a mes y medio de las PASO, pareciera que el vecinalismo Pro, aparece como la fuerza con mayor aspiración a disputarle al Frente para la Victoria el poder. El Frente Renovador, en apariencias lo está dejando bastante solo al muy buen candidato que es «tito» Urban. Algo no funciona muy aceitado en ese espacio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

pub_tiempo_col2