carosio
pub_tiempo_col2

Torrissi – Gonzalez ganaron una carrera de forma irrepetible en G. Lavalle



En el contexto de una carrera tan complicada como dramática, Juani Torrissi – Javier Gonzalez se quedaron con el título deportivo de la región este fin de semana y un triunfo épico en la primera fecha del Rally Mar y Sierras en Gral. Lavalle. En la zona mas vulnerable a las lluvias por las características de sus caminos ( el año pasado no se pudo correr por ese motivo), casi 100 mms caídos durante la noche del viernes y la madrugada del sábado pusieron muy en duda la competencia. Proyectada con dos dibujos que se correrían un par de veces el sábado y otras tantas el domingo, la insólita inscripción récord ( largaron 92 autos ) sumó otro desafío para la organización. El sábado se autorizó a recorrer los trazados en camionetas particulares y se decidió correr solamente el parcial mas corto de 12 Kms y fracción que se hizo en dos oportunidades. Naturalmente que con esos inscriptos y un solo dibujo, la espera fue muy larga, no solo en el parque sino en el campo y los caminos.- Torrissi – Gonzalez ganaron los dos parciales y se quedaron con la primera etapa por 17 segundos, sobre Horacio Heiland, tercero Ariel Robbiani a mas de 20 segundos, cuarto Mondani a mas de 30 y quinto Obstronsky mas lejos.-
En la clase A, los rancheros Pedro Pérez – Nicolas Rey sufireron de todo con el Senda nº 164.- En el primer parcial se trabó el acelerador previo a una curva y ” en dos ruedas” pudieron doblar.- Tuvieron que trabajar para destrabarlo y perdieron las dos posiciones que habían conseguido. En el otro parcial, secortó el cable y entonces fue mas complicado. Hubo que trabajar, atar el cable y acelerar con la mano, mientras el navegante colocaba algunos cambios. En el parate en medio del barro otro auto les dio un golpecito. Pero llegaron al final.-
EL DOMINGO
El domingo se largó el primer parcial con caminos mas firmes, pero destrozados por el paso de autos. Llegando al final del primero, el Maxi nº 1 golpeó muy fuerte en un pozo y se rompió el carter, un chapón que cubre la tracción trasera y se desalineó “todo”.- Empezó el vía crucis ranchero perdiendo ese parcial y Heiland empezó a discutir la general. En el parcial siguiente (sin atención) “el auto era imposible de llevar” diría Torrissi, en un camino donde salirse de la huella era irse afuera..Pudieron terminar, pero quedaron segundos en la general y Heiland les sacó 17 segundos.- Quedaba una pasada en los dos dibujos.
“El equipo desarmó el carter, colocó poxilina de adentro y de afuera, se lavó el auto, alineamos y cambiamos cubiertas y salimos con el cuchillo entre los dientes. Quería ganar” dijo Juani en declaraciones a La palabra fm (90.7 Mhz).- Y se acortaron las diferencias, ganando el prime ( con un Robbiani que tambien venía volando ) y quedando a 8 segundos de Heiland. Pero solo había 12 Kms por recorrer en un parcial de cuatro minutos.
Era casi imposible. Los testigos del andar del 1 aún se agarran la cabeza. Será un documental ver las cámaras a bordo que ya están preparando para el canal ranchero. Jugado en todo el trayecto, Juani y Robbiani volaban y Heiland resistía a fondo. Le avisaron a Heiland que ” lo traían” y el del sur se jugó todo y en la penúltima curva le pegó a un montículo de tierra y se salió la manguera del turbo y así cruzaron el stop en final infartante. TORRISSI – GONZALEZ le hicieron 9 segundos a Heiland y le ganaron la carrera por un segundo, y Robbiani le ganó el parcial a Torrissi ( son tres puntos para el campeonato ) por 7 décimas.-
El festejo fue interminable, emocionado, con lágrimas.- El mas peleado del historial de juani. Contra los rivales mas duros. En la máxima categoría. Y en el barro, donde Juani es mas. Para certificar que el 1 lo ganó en 2013, pero lo respalda en todo momento y lugar.
Torrissi, Heiland, Robbiani, Mondani y Obstronsky en la general.-
Por su parte, Pérez – Rey con el Senda muy golpeado abajo por el estado del camino, cuidaron y dieron la vuelta para llegar en la primera del año y la primera del auto propio.
De Chascomús
Además del nuevo integrante de la máxima, Manuel Obstronsky que llegó algo lejos con su nuevo auto, volvió a cumplir una buena actuación el ranchero radicado en Chascomús Sergio varas con la navegación de su hijo Maximiliano en el Regatta ahora propiedad absoluta de Varas.- Con muchos problemas de freno el sábado, el domingo pudo reparar y terminó séptimo en su clase demostrando que tanto el auto como su tripulación son muy llegadores.

(Escuchar entrevista a Juan Ignacio Torrissi)

(Escuchar entrevista a Pedro Perez)

(Escuchar entrevista a Maximiliano Varas)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

pub_tiempo_col2