carosio
pub_tiempo_col2

Editorial – Una campaña de « Aire y Sol»

Por estas horas llega al final la campaña pro-selitista en los medios de difusión para las elecciones del próximo domingo. « Campaña pulcra» como la ha definido un dirigente de amplia trayectoria y que en general se ha mostrado asi en los niveles nacionales, provinciales y en el orden local, tambien en General Paz.
¿ A qué nos referimos cuando decimos «pulcra» ? A qué a la hora de expresarse en los medios o en ámbitos públicos, los candidatos se han mantenido en modales e idioma políticamente correctos. Nadie ha descalificado al adversario, salvo en algún aspecto de su gestión o propuesta, pero todo ha resultado prolijito.
¿Una virtud de la dirigencia en el caso de nuestro distrito ?.- No nos atrevemos a otorgar tamaño crédito. Al menos no estamos seguros que sea así en todos los casos. Porque en algunos nos quedó mas la sensación de hipocresía que de atributo. Claro que opta-ríamos por el calificativo de virtud, si los involucrados hubieran mantenido en privado la misma cautela y respeto de sus dichos públicos.
Pero la gran mayoría (no todos) han sido «carmelitas» en las radios o en la TV y verdaderos «lobos» en las charlas mano a mano. Al adversario al que se le ofreció trato impecable en las declaraciones, se lo trató
«de cómplice de delitos, de quedarse con bienes públicos o de encausado en denuncias judiciales. Es cierto que no debe llamar a engaño la diferencia entre uno y otro ámbito: la expresión pública exige mas cautela que el mano a mano en el living de un hogar. Pero cuando las diferencias de consideración son tan nota-bles como la demostrada por algunos candidatos, lo que llamamos cautela en los medios no deja de ser una actitud hipócrita con posturas de ocasión para gustarle al votante.
Y eso, lejos se ubica de las virtudes.
La otra cuestión sobresaliente de esta campaña ha sido la liviandad argumental de los protagonistas. Nunca mas cierto el mote original de Jorge Asis que ha bautizado a las dos figuras políticas argentinas con mas adhesión popular como « Aire y Sol». Todos parecieran haber aprendido de figuras como Scioli o Massa y mas allá de «las blancas palomitas, la linda primavera, el sol y la música» no se plantea otros temas de agenda.
Llevado a términos futbolísticos sería como no preocuparse del arco contrario, pero hacer todo lo posible por no hacerse un gol en el propio. El 0 a 0 le queda bien a la campaña.
Y naturalmente que tratarse bien, no elevar el tono y los gestos simpáticos son ejes en la imagen de una campaña. Necesarios, pero de ningún modo suficientes
La ventaja de quienes así transitaron la campaña se las dieron las excepciones que quisieron mostrarse un poco mas profundos y «proponedores». Porque lejos de superar a los demás, al permitir que se le contaran las costillas dejaron en claro que en general estaban «casi» desnudos de conocimientos.
Aún en medio de pocas propuestas se han dicho de-masiadas inexactitudes y mostrado grandes lagunas de lo que realmente es el estado comunal de General Paz.- No puede pasar por alto que el Centro Univer-sitario Regional, que abrió su primera sede en Ranchos y que es una idea absolutamente ranchera no haya sido discutida ardorosamente en los programas periodísticos. Ni por el oficialismo, autor de la idea ni por la oposición, que tiene allí seguramente mucha materia para aportar al futuro universitario ranchero. Asombra que el oficialismo no haya puesto eje en la gestión de su sector industrial planificado. Tan ausente dejó el tema, que al final un sector de la oposición se animó a encararlo con críticas a una de las materias donde el gobierno comunal tal vez pueda mostrar mas logros. A nadie se le dijo que toda inversión que llega aquí no paga prácticamente el terreno que se le ofrece, ni que está exento de todas las tasas municipales, que tiene exenciones de Ingresos Brutos y otras concesiones.
Y que a partir de allí, seguramente hay mucho por su-mar, modificar, procurar. Pero si no se dice nada y cuando alguien habla propone no cobrar el Alumbrado, Barrido y Limpieza….¿ Qué aporte le hacemos al ciudadano para decidir su voto ?.
Oficialismo y oposición parecieron quedarse en la sonrisa para el televidente y el tono agradable para el oyente. Y poco mas…., aunque todo con mucho respeto.
Tal vez, lo dicho permita ingresar en otra cuestión que no parece precisamente lo mejor de la política ranchera. Y es la importancia que se le adjudica al Concejo Deliberante y a las elecciones que renuevan parcialmente su integración.
Veamos: en el distrito vecino de Brandsen, el domingo competirán en las urnas, un ex secretario general de gobierno, ex presidente del HCD y ex candidato a intendente hace solo dos años por una fuerza. Enfrente estará el actual presidente del Concejo Deliberante y hombre que hasta no hace mucho militando entonces en el oficialismo era de las figuras mas convocantes del distrito. Por su parte, el oficialismo lleva en primer lugar a un funcionaro de la provincia de varios años y larga militancia polìtica que debió ganar una durísima interna para llegar a esa candidatura.
Algo similar ocurre en la mayoría de los distritos vecinos y mas aún en las grandes urbes. Con las excep-ciones que se observan fácilmente, aquí, en nombre de darle lugar a la juventud ( que naturalmente vale ) se pasa al extremo de prescindir de mujeres y hombres cuya experiencia en el manejo de la cosa pública no debiera desperdiciarse.
Aunque no se diga expresamente, en algunos priva aquello de « ya se irán formando» como si ejercer la carga de hacer las normas que rigen la vida y los bienes de una comunidad fuera una tarea que se aprende a fuerza de pruebas acierto/error.
En las filas del oficialismo abundan las mujeres y hom-bres que han pasado por la gestión y que, con el aporte de jóvenes como los que hoy completan la nómina hubieran enriquecido el debate de campaña y natu-ralmente tambien aportado al trabajo en el Concejo. Pero esto tambien ocurre en la oposición. Donde hay concejales con mandato cumplido, vecinos que han pasado por cargos públicos y que si se los hubiera convocado seguramente hubieran aportado sus nom-bres, sumándose a los que hoy se ofrecen. PORQUE NO HAY CANDIDATOS QUE NO MEREZCAN SERLO EN NUNCA DE LAS LISTAS.
Solo que «nos parece» que bien pudieron ser – al menos en algún caso – mechados con la riqueza que solo da el conocimiento de las cosas del estado luego de conocerlas desde adentro.
Y entonces seguramente la campaña hubiera sido mas rica. Porque desde la oposición, planteando en profundidad y con riqueza varios ejes de la polìtica municipal, hubieran obligado a que funcionarios y candidatos se esmeraran en aclarar, informar y en ciertos casos des-mentir o corregir datos.
Eso no ocurrió y unos y otros caminaron la campaña por encima de los temas. En ellos casi nadie ingresó y mucho menos profundizó.
En un aspecto casi de empate técnico entre todos. Entre los que no sabían, los que no podían y los que no quisieron la campaña fue un respetuoso maquillaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

pub_tiempo_col2