Ya en su casa, Soledad contó su increíble historia y agradeció a todos

Ya en su casa, Soledad contó su increíble historia y agradeció a todos

17 septiembre, 2013 0 Por admin

Soledad-Ferrante-(1)En la mañana de este lunes, Soledad Ferrante, la joven que atravesara exitosamente una complicada intervención quirúrgica en su cabeza hace una semana, mantuvo un emotivo diálogo a través de La palabra fm ( 90.7 Mhz) vía telefónica desde su hogar en Ranchos, donde se encuentra ya para proseguir su recuperación. “ Lo primero que quiero es decir gracias a todos, desde ustedes con sus palabras y estas notas que estoy leyendo en el diario, hasta el Padre Maxi y al Papa mismo que rezó por mí. A todos los vecinos de Ranchos y de otras lugares que no puedo creer que se hayan preocupado así por mí. Si me río cuando me cuentan que hasta una peluquera de Chascomús ( Alejandra de Queens) me regaló un servicio de peluquería que por supuesto voy a usar cuando me recupere” dice de corrido al comenzar la nota y con una voz serena pero muy firme.
Hace el relato desde el comienzo: “ A mi me deriva en realidad un médico de Brandsen a un neurólogo porque en los últimos dos meses empecé a perder la vista, me dolía la cabeza y me olvidaba las cosas. Pero ese médico no tenía turno y entonces logré que me hicieran los estudios en Adrogué en una buena clínica y cuando me hicieron la tomografía y la miraron, me dijeron que debían repetirla. Ahí sospeché que algo no andaba bien. Me repitieron el estudio y entonces me dijeron que tendría que quedarme internada. Un médico me dijo que había algo y que había que sacarlo. Solo me salí para ir a desayunar porque estaba en ayuda y cuando salí del estudio vi a mi papá llorando. No tenía duda que todo estaba mal. Desayuné y cuando me vió de nuevo el médico me mandó a la cama: “ esta chica no puede estar levantada. En cualquier momento hace convulsiones y se muere” dijo y yo lo escuché.
Empezaron a decirme más o menos lo que tenía. Que había un tumor y que era grande. Que había que operarlo y si bien el médico de Adrogué dicen que es muy bueno, la clínica no tenía terapia y faltaban cosas para operarme ahí, además de cobrarnos muy caro. Terminamos en el Fleni que es una maravilla. No puedo creer lo que es eso. Es el mejor hotel, no te pueden atender mejor en un lugar” agregó.
“En Buenos Aires me hicieron todos los estudios, pero el día antes de la operación, el médico que me operó vino a verme y me dijo: “ Si fuera yo el que tiene que decidir no te opero” me dijo. Y yo le contesté: no quiero vivir para estar enferma. O vivo estando bien o prefiero morirme.
El médico me miró y me dijo: no me das opciones.
Está claro que yo sabía que podía morir en la operación, quedar ciega, paralítica, pero no podía vivir un día mas así: era curarse o morir” dice con extraordinaria claridad.
“ Y lo increíble fue despertar y estar bárbara. En realidad nunca me dolió nada. Ni los 32 puntos que tengo en la cabeza” afirmó y luego agregó lo que los médicos le han informado: “ Quedaron dos pequeños trozos del tumor que era inmenso. Y eso veremos si se puede tratar con quicio o en algunos meses volvemos a operar. Ya lo veremos….”
Dice encontrarse mucho mejor que “mis últimos tiempos antes de la operación” y ente otras cosas destaca al Padre Maxi que fue a visitarme y tuvimos una charla muy linda, a las autoridades municipales, a las entidades, a la gente en general.
“ No me cansaré nunca de decir gracias. A mi me salvaron los médicos y el apoyo de todos” dice al final.
Ahora tiene que descansar, recuperarse y en 45 días “ vuelvo a hacer vida normal. Bahhhh, empiezo de nuevo a vivir normalmente. Como una persona sana”.

( audio entrevista con Soledad Ferrante )