carosio
pub_tiempo_col2

Una extraña coincidencia en el choque de mas de 20 autos sobre el punte de la autovía en Chascomús

choque en puente
Dos víctimas fatales, 15 heridos de diversas gravedad y 20 automotores destruídos, muchos de ellos en su totalidad, es el saldo que dejó el múltiple choque ocurrido en el Km 127 de la autovía dos, en la bajada del puente que cruza las vías ferroviarias en jurisdicción de Chascomús pasadas las 11 de la mañana del miércoles.
Una densa humareda, producto del fuego que se desató en la banquina y en la parte baja del puente, unico a un viento arremolinado que de pronto hizo que lo que resultaba una nuebe de humo que buscaba altura, se “clavó” en medio de la mano que circula hacia la costa atlántica tornando la visibilidad a ceo según afirman algunos de los involucrados. Una frenada en medio de un tránsito que viaja por allí a no menos de 120 Kms por hora desató el choque en cadena que pudo ser aún peor en cantidad de víctimas fatales.-
Una mujer murió en el escenario de los hechos carbonizada al tomar fuego su auto y otra con grave traumatismo de cráneo murió poco después de ingresar al hospital de Chascomús adonde fueron trasladadas la mayoría de los heridos. Tambien participaron ambulancias de servicios particulares, de la empresa encargada de la autovía, de Bomberos, Lezama y Dolores.
El ministro de Salud Alejandro Collia estuvo presente en el lugar junto a un equipo de emergencias y el tránsito estuvo cortado por largos minutos, sobre todo en esa mano que luego fue desviada y se organizó una doble circulación por la mano dirección norte.
En varios casos los bomberos debieron cortar los hierros retorcidos para extraer a sus ocupantes, mientras otros combatían el fuego que originó el humo.
Aún permaneccían esta mañana varios internados en el hospital de Chascomús. El Dr. Batisacchi resaltó la labor de dicho nosocomio: • Estamos acostumbrados ya a atender este tipo de accidentes por ser un hospital de ruta y por eso reaccionamos con celeridad y eficiencia” manifestó.-

UNA COINCIDENCIA MUY LLAMATIVA DESCRIBIO HOY EL DIARIO EL ARGENTINO

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
MÁS QUE UNA MERA COINCIDENCIA

Hace diez años, en el mismo lugar y por idéntica causa, a la misma

fecha y franja horaria, un desastre similar

imagen_tapa

La fatalidad deja de serlo cuando tiene antecedentes. Y el desastre vial producido ayer en el puente alto no es el primero.

Lo notable es la coincidencia de lugar, causa, época, horario y características. Pero también la falta de toda medida de precaución posterior a aquel accidente producido el 17 de agosto de 2003, hace casi exactamente diez años.

El lunes 18 de agosto EL ARGENTINO no iba a aparecer por el feriado nacional del día anterior, y así lo anunciaba en su edición del domingo. Pero la magnitud de la catástrofe obligó a incumplir el aviso.

Es que en la bajada de la mano ascendente del puente alto del kilómetro 127, pasado el mediodía (cerca de las 14), cuando los Bomberos Voluntarios se dirigían a sofocar un incendio de pastos que se producía en ese lugar, se encontraron –exactamente como ocurrió ayer— con el panorama de un accidente que involucraba a catorce automotores.

El saldo fue entonces más afortunado. Tres heridos de consideración y seis con lesiones leves.

Todo lo demás guarda una asombrosa similitud con los hechos de ayer. Hasta, incluso, el lapso de interrupción del tránsito en la ruta, que fue de unas seis horas.

Las fotografías de entonces muestran una realidad tan parecida a la de ayer que llaman al asombro.

¿Puede considerarse una fatalidad que haya vuelto a producirse un accidente de tal magnitud?

Francamente, no.

Lo que puede prevenirse no es accidental, decíamos hace apenas un par de días, al comentar editorialmente (ver “En defensa propia” – 14/8/13) la alta siniestralidad que se registra en Chascomús. Y, de suyo, no hubo medidas de prevención para evitar incendios riesgosos o, en su defecto, simple cartelería para alertar sobre los riesgos posibles de un tramo donde el puente impide ver lo que pasa en su bajada que, adicionalmente, termina en una curva que no deja de ser peligrosa.

Demasiadas circunstancias equivalentes como para ignorar que algo puede volver a suceder.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

pub_tiempo_col2